Buscar
  • JSR

La moto más odiada, 20 años de la Harley-Davidson V-Rod


En 2001 el mundo Harley tembló y gritó iracundo con la presentación de la Harley-Davidson V-Rod, la blasfemia encarnada en moto. Llevado en el más absoluto de los secretos, el proyecto de la V-Rod se conoce a mediados de 2001 y se puso a la venta a principios de 2002 al elevado precio de 23.000 euros.

Su revolucionario y silencioso motor -para una Harley- derivaba del desarrollado en el antiguo proyecto Nova, del que hablaremos otro día, un motor diseñado con la firma automovilística alemana Porsche, toda una garantía.

La Harley-Davidson V-Rod apareció demasiado temprano, muy adelantada al tiempo, una incomprendida.

Su nuevo motor bicilíndrico en V60º Revolution de 1.130 c.c. y carrera corta (72 x 100 mm) tenía refrigeración líquida, 4 válvulas por cilindro, doble árbol de levas, eje de equilibrado, inyección electrónica, se anclaba por silentblocks al chasis y ofrecía ¡115 CV! Nada que ver con los motores Harley de aire, con varillas y poco potentes…

Y una curiosidad: en los primeros motores usados en los prototipos de pruebas en sus cárteres se podía leer el “Made in Germany”… La huella de Porsche… O sea que la Harley-Davidson VRSCA V-Rod -este era su nombre completo, derivado de V-twin Racing Street Custom- no vibraba, no emitía traqueteos, ni hacía “pof pof” como debía ser en una Harley auténtica. ¡Dios bendito, aquello era una herejía! Además, su estética era totalmente diferente, con un chasis doble cuna perimetral de acero de suaves formas, un minúsculo falso depósito de gasolina de aluminio pulido -el depósito estaba bajo el asiento-, llantas lenticulares de 19 y 18”, y no había posibilidad de escoger color, puesto que la VRSCA V-Rod solo se vendía en color plata. Y se remataba con un equipo frenante que ninguna Harley había disfrutado en su vida: doble disco delantero de 293 mm con pinzas de 4 pistones, más otro disco trasero del mismo diámetro y misma pinza.

El motor Revolution es fruto del trabajo de Porsche y heredero del proyecto Nova Su estética, por suerte, seguía los cánones de las dragster, long and low, larga y baja -asiento a 659 mm-. Tiene una horquilla de gruesas barras y lanzamiento superior al habitual. Pero ello no bastó para considerarla una Harley “de verdad”.

En 2004 se lanzó la VRSCB, una variante con un nuevo color -gris, naranja o negro- y algo más económica -1.000 euros menos-, para comenzar la diversificación de la nueva familia.

Al llegar 2006 comercializaron la VRSCR Street Rod, 1.500 euros más barata. Tiene llantas de aleación más convencionales, nuevos colores y silenciosos de escape, y horquilla invertida.

También lanzan la VRSCD Night Rod con mascarilla de faro, nuevo asiento y escapes y algún otro detalle más, a medio camino de precio. También lanzan una versión Screamin Eagle con motor subido a 1.250 c.c. y 123 CV. A partir de este momento las versiones baratas mantienen el motor original de 1.130 c.c., mientras que las versiones más caras equiparán el motor de 1.247 c.c. y 123 CV. La familia V-Rod tuvo una buena descendencia, pero nunca fue una moto popular.

En 2007 continua la evolución y nace la VRSCDX Night Rod Special, en riguroso negro. Monta nuevos silenciosos y escapes, cupolino, llantas de 5 palos y aspecto de drag racer.

En este mismo año lanzan la primera V-Rod con llantas de radios, la VRSCX, y con decoración de dragster, con las inefables llamas.

Los esfuerzos para popularizar la V-Rod continúan en 2008 con el lanzamiento de la VRSCAW y una versión 105 aniversario. Es una V-Rod estándar, pero con llanta delantera de radios.

El último intento para que esta atrevida Harley fuese aceptada fue la creación en 2010 de la versión VRSCF Muscle. Se añade una nueva carrocería de líneas angulosas, nuevas llantas de aleación de cinco radios dobles, escapes y componentes a la última. La controvertida Muscle.La última V-Rod dejó de fabricarse en 2017. No faltó la versión Anniversary en 2012 con nueva decoración, colín, escapes y llantas, para celebrar el 10º aniversario de la V-Rod desde que se puso a la venta. Las V-Rod estuvieron en producción hasta 2017, desapareciendo del catálogo de la marca en 2018 sin más y sin ningún homenaje. Podemos considerar su sucesora la nueva Sportster S dotada del motor Revolution Max. La Harley-Davidson V-Rod era en su momento la mejor Harley de la historia con diferencia, la más avanzada y silenciosa, la más respetuosa con el medio ambiente, un adelanto de lo que tenemos hoy en día con el nuevo motor Revolution Max, pero nunca fue aceptada.

8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo