Buscar
  • JSR

El primer motor V- Twin de Harley Davidson


Si hablamos de lifestyle, una firma como Harley Davidson tiene mucho que decir. Esta marca norteamericana va mucho más allá de fabricar motos y venderlas. Lleva consigo una filosofía de vida muy unida a la libertad que cuenta con un gran número de seguidores a lo largo y ancho del planeta.

Desde este momento comienza la leyenda. En 1903 ve la luz una moto que pasaría por cinco manos y recorrería más de 160.000 kms sin problemas destacables. Se trataba de otro monocilíndrico, esta vez de 400 cc y 3 cv de potencia. Los planos del motor –una réplica del motor Dion Bouton (francés)- llegaron a Milwaukee desde Francia de la mano de un tal Krugger.

Desde este momento, en 1906, Harley comienza a fabricar motos para la venta. La primera esta preciosa Silent Grey Fellow con motor de 500 cc y 4,3 cv.


Primer V-Twin de Harley Davidson, el F-Head

No es hasta 1908 cuando cuaja el primer motor bicilíndrico de Harley Davidson denominado V-Twin (F-Head) por aquello de estar dispuestos en V y ser gemelos. La fórmula, lejos de lo que pueda parecer, no la inventa Harley. En Milwaukee se inspiran en sus coetáneas la Indian o las francesas Grifon. Sin duda no deja de ser una adaptación a las necesidades del mercado.

Se trata de un 810 cc con cilindros de 76 mm alimentados por un carburador Schebler modelo H colocado entre los dos cilindros inclinados a 45 grados capaz de desarrollar 7 cv. Pero este primer prototipo da problemas y después de unas cuantas mejoras no es hasta 1909 cuando lo vemos montado en la primera HD.

Tras las primeras ventas este primer V-Twin Harley tiene un problema, demasiada potencia para una correa de transmisión poco avanzada. Por este motivo la moto se retira del mercado a la espera de una solución. Mientras, siguen vendiendo sus maquinas con el viejo monocilindrico anterior.

Pasado el tiempo logran una correa mejorada y se comercializan algunas Harleys con este primer bicilindrico. Como curiosidad, este motor tenía visibles los balancines y sus varillas, podía verse como se movían.

Pronto aparecerían otros motores, algunos con renombre como el Flathead que estuvo en activo nada menos que 44 años desde 1929 hasta 1973. Algo que ha hecho a Harley Davidson diferente y para muchos un mito es sin duda seguir fiel a esa fórmula V-Twin sin desistir en ningún momento a lo largo de su historia.

Sin duda este tipo de “apuestas” -aunque no sean las mejores a nivel tecnológico- son las que roban el corazón del usuario y le hace pertenecer a una gran familia. Larga vida al V-Twin.

17 vistas0 comentarios