Please reload

Entradas recientes

Harley-Davidson Electra Glide Standard: ¡máxima experiencia touring!

March 7, 2019

1/1
Please reload

Entradas destacadas

The Archaeologist: la ginebra aderezada con piezas de Harley-Davidson

August 10, 2017

Algunas bebidas alcohólicas contienen en su interior animales que supuestamente le confieren un sabor especial al líquido o propiedades de todo tipo, desde afrodisiacas a curativas. Pero Ehinger Kraftrad ha ido un paso más allá y ha introducido piezas de Harley-Davidson en una ginebra denominada The Archaeologist.

Todos conocemos el Mezcal, una de las bebidas más conocidas de México y caracterizada por contener larvas del picudo del agave (uno de sus ingredientes principales) en el interior. Pero también en China es muy popular el licor de lagarto, en Vietnam el whisky de sapo o el brandy de salamandra en Eslovenia. Hasta aquí, más o menos todo normal aunque si lo tuyo son las motos y no la zoología, seguro que apreciarás más la ginebra The Archaeologist, cuyo contenido son piezas auténtica de Harley-Davidson.

El impulsor de esta curiosa iniciativa Uwe Ehinger de Ehinger Kraftrad, un apasionado de las Harley-Davidson que se pasa la vida rebuscando entre cobertizos, desguaces y chatarrería todo aquello que tiene algo que ver con la mítica marca americana de motocicletas. Y pensando de qué forma le podría dar una segunda utilidad a alguna de sus piezas, se le ocurrió que podían formar parte del contenido de varias botellas de ginebra.

 

La primera serie de botellas lanzadas se agotaron rápidamente. Con un precio de 900 euros, 1.000 euros y 1.100 euros contenían en su interior los balancines de un motor Panhead de 1962, las tuercas de un motor Knucklehead de 1947 y las levas de un Flathead de 1939.

Para evitar que las piezas de Harley contaminen la ginebra y la vuelvan tóxica, se impermeabilizaron tras limpiarlos a conciencia con una aleación de estaño. De esta forma no hay transferencia ni de olores ni de sabores entre el metal y el líquido. Tras ello, las piezas se soldaron a una estructura la cual se enfrascó en la botella artesanal creada a tal efecto.

El envasado también ha sido cuidado al máximo. Así cada una de las botellas fueron selladas manualmente y etiquetadas con los datos del número de serie al que pertenecieron las piezas que están en su interior. Además, la botella va guardada en una caja con tipografías hechas en una imprenta Heidelberg Tiegel de 1931 así como información sobre las piezas y la moto en un papel especial encerado.

Como decíamos, las tres botellas iniciales fueron vendidas, pero os podéis apuntar para la siguiente remesa de producto que podrían sacar.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags