top of page
  • Foto del escritorJSR

Unicornio en venta: Alguien vende una Harley-Davidson de carreras muy especial con alma de circuito


Hay motos particularmente raras, y luego bien podría estar el espécimen de hoy, que es toda una máquina de carreras, un< rara avis muy peculiar: una Harley-Davidson XR 1200 Racer con la que el mítico piloto Jeremy McWilliams compitió durante un tiempo.

De hecho, muchas de las motos que ha llevado McWilliams acaban siendo ganadoras, como esta. Una moto que la fábrica de Milwaukee entendió como deportiva, y que destaca por absolutamente todo. Y ahora está a la venta para aquellos que busquen una moto única y el dinero les queme en el bolsillo.

La Harley-Davidson XR 1200 es una moto peculiar. Al menos es lo que H-D entiende por 'deportividad'. De hecho para promocionar la moto usaron el lema "inspired by the racing line", y también crearon una copa con la que sacar a relucir los dotes de su nueva moto: la Copa Henderson.

A pesar de haber llegado al mercado bien entrado el siglo XXI, el modelo está inspirado en las motos de competición de la década de 1970. La 'gracia' de su existencia era una potencia impresionante y un manejo ágil, haciendo honor a su legado a las pistas de carreras y capturando la esencia del espíritu libre de Harley-Davidson en su forma más deportiva.

Y claro, si hablamos de motos americanas y carreras en la ecuación no puede faltar Jeremy McWilliams, que se apuntó a aquella copa. Y no solo eso, sino que la ganó, llevándose bajo el brazo cinco de las siete carreras. Utilizó una moto muy pero que muy preparada por el Warr's Racing; esta.

El resultado está a la vista. Una moto reducida a lo... ¿Imprescindible? Al menos para ganar: frenada confiada a Brembo, suspensiones firmadas por el especialista Öhlins, protecciones y accesorios de Harris, un propulsor modificado, un escape que sonaba como un relámpago...

Lo que no se puede saber con precisión es la potencia de este unicornio, que se estima en unos 100 CV de potencia. Aquella particular moto tenía un propulsor V2 a 45º de 1.200 cc con el (entonces) novedoso sistema de inyección de combustible y que rendía oficialmente 91 CV a 7.000 vueltas, y lo vital: un par motor de 100 Nm a 3.700 vueltas. El empuje era dantesco.

Te dejamos un vídeo de cómo sonaba y empujaba con ahínco aquella XR1200 Racer:

Una noticia buena y otra mala. La buena es que la moto está en venta, y cualquiera puede pujar para llevársela a su garaje. Ir de tandas con esta bestia tiene que ser un gustazo. Y lo malo... El precio: su vendedor se la quiere quitar de encima por un precio de entre 17.000 y 20.000 euros.

40 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page