top of page
  • Foto del escritorJSR

TTT Knievel, un reloj exclusivo hecho con piezas de la famosa Harley-Davidson del Shark Jump

REC Watches TTT Knievel: el reloj suizo construido a partir de la moto de Evel Knievel.

Acaba de ser presentado en sociedad el reloj suizo TTT Knievel de REC Watches. Un reloj de edición limitada fabricado a partir de la última moto acrobática de Evel Knievel, una Harley-Davidson XR750 conocida como la Shark Jump. Como es lógico, solo se fabricarán 736 piezas.

El reloj suizo TTT Knievel de REC Watches acaba de hacer su gran debut en el mundo de la relojería y accesorios para motoristas emocionales. Este reloj, que lleva en su interior la precisión suiza de un movimiento Sellita SW200-1 Sb, es tan extraordinario que ha sido creado utilizando piezas originales que formaron parte de la última hazaña épica de Evel Knievel a los mandos de su mítica Harley-Davidson XR750 Shark Jump.

Aunque suponemos que todos lo sabéis, Robert Craig Knievel (1938 – 2007), conocido profesionalmente como Evel Knievel, fue un temerario piloto estadounidense que cautivó al público con sus acrobacias que desafiaban a la muerte.

Ataviado con sus característicos monos rojos, blancos y azules llenos de estrellas y durante más de una década, Knievel intentó acrobacias peligrosas, incluidos 175 saltos en moto de rampa a rampa. Y, la Harley-Davidson utilizada por Evel Knievel en su famoso Shark Jump (salto del tiburón) es una verdadera leyenda en el mundo de las dos ruedas.

Recordemos que la Harley-Davidson XR750 fue un icónico modelo diseñado especialmente para competir en carreras de flat track, una disciplina de motociclismo en la que los pilotos compiten en óvalos de tierra. La XR750 se convirtió en una de las motos más exitosas en la historia de esta disciplina, ganando innumerables campeonatos y carreras.

Lo que la hizo aún más famosa fue su papel en el intento del Shark Jump (salto del tiburón) de Evel Knievel. En esta audaz acrobacia, Evel intentaría saltar sobre “la piscina cubierta de agua salada más grande del mundo, llena de tiburones asesinos devoradores de hombres”.

El show tendría lugar en el emblemático Anfiteatro Internacional de Chicago, aprovechando en gran medida la paranoia de los tiburones en los años 70 desencadenada por la legendaria película Tiburón. El Shark Jump parecía un buen desafío después de décadas de acrobacias.

Sin embargo, solo unas horas antes del show en vivo, Evel dio un salto de ensayo no programado y perdió el control al aterrizar. Se resbaló por el costado de la rampa y, sin darse cuenta, chocó contra un muro de contención y un cámara. Ambos fueron trasladados al hospital, siendo esta la única vez que en una acrobacia de Knievel salió herido un transeúnte.

El cámara tuvo gravísimas lesiones en un globo ocular y Evel se fracturó la clavícula y el brazo derecho. Nunca regresó y The Shark Jump resultó ser su última actuación transmitida a nivel nacional en EE. UU.

TTT Knievel: la moto de Evel Knievel desmontada y hecha reloj al detalle

Como os estamos contando, el reloj TTT Knievel de REC Watches rinde homenaje a esta valiente hazaña al incorporar en su diseño componentes auténticos de la motocicleta utilizada en el salto del tiburón. Esto lo convierte en una pieza única y cargada de historia para los amantes de la relojería y las motocicletas, capturando la esencia de la valentía y la audacia de Evel Knievel en cada segundo que pasa.

Aunque Evel Knievel nos dejó en 2007 y hace mucho que abandonó sus acrobacias en motocicleta, su nombre sigue resonando en todo el planeta, trascendiendo el ámbito de las dos ruedas y manteniéndose como un icono reconocido por todos los amantes de las emociones fuertes. Esta es una de las razones por las que REC Watches ha decidido honrar a este nativo de Montana.

Solo se producirán 736 unidades del exclusivo reloj TTT Knievel. Pero lo que realmente lo distingue del resto es la pequeña estrella ubicada en la posición de las 12 en punto, la cual ha sido creada a partir de la palanca de embrague y freno delantero originales de la XR750 utilizadas por Evel Knievel durante el Shark Jump.

La creación de la estrella en la esfera del reloj implicó que REC Watches volviera a dar forma a la palanca de freno y embrague, cortándolas y montándolas con suma precisión. Un detalle fascinante radica en los acabados de las estrellas, que varían de una a otra. Cada una parece tener un acabado recién forjado, lo que significa que cada reloj es único en su apariencia.

31 visualizaciones0 comentarios
bottom of page