top of page
  • Foto del escritorJSR

Low Rider ST: la hija de la anarquía de Harley-Davidson


Prima hermana de la versión S, esta Low Rider ST, con un estilo arraigado en el movimiento tall bike californiano, su actitud parece forjada de una reunión de Samcro, el motoclub de Los Hijos de la Anarquía.

Uno de sus elementos clave es el carenado montado en el cuadro que tiene una forma inspirada en el clásico carenado de la FXRT Sport Glide con un retoque estético que mira al trabajo de los personalizadores de la costa oeste. Su faro central de ledes y 5,75 pulgadas de tamaño domina flanqueado por respiraderos laterales, buscando ese ADN del FXRT original, pero con unos pliegues más afilados y la lógica revisión de sus proporciones.

Otro elemento que destaca es la posición elevada de las alforjas (que son rígidas y de casi 54 litros entre ambas) se pueden quitar en segundos.

El tren motriz es el Milwaukee-Eight 117 -montado rígidamente en el bastidor- que cubica 1.923cc y entrega 105CV en las 5.020 rpm con un par motor máximo de 168Nm en las 3.500 vueltas. Par desde muy abajo, como mandan los cánones para disfrutar abriendo el gas a la salida de las curvas.

La suspensión delantera corre a cargo de una horquilla invertida de 43mm que endurece la parte delantera apostando así por una conducción receptiva. Su cartucho único interno mejora además el rendimiento a la hora de frenar. Este apartado está dominado por discos de 300mm: dos delante con pinza fija de 4 pistones; y uno detrás con pinza flotante de dos pistones. Para la amortiguación trasera, monta un monoamortiguador situado más alto, por ejemplo, que el que monta la Softail Standard, elevando la parte trasera de la moto. Las llantas de aluminio calzan unos Michelin Scorcher 3.


A SUS LOMOS

La Low Rider ST coloca al piloto en una posición dominante en la parte superior de la moto, y la sensación de conducción es muy directa.

Su asiento individual profundo (720mm) te ayuda a mantenerte en tu sitio al abrir gas a fondo y, sobre todo, en las curvas. Su manillar de una pulgada está montado en elevadores retrospectivos de cuatro pulgadas e invita a un paso agresivo por los giros a la vez que relaja la conducción en el caso de hacerlo por autopista. Así, en esa posición baja, con las rodillas ligeramente elevadas, la suspensión trasera más alta y una distancia al suelo de solo 150mm, esta Low Rider ST es quizás (junto a su hermana S) la Harley-Davidson con el paso por curva más intenso y divertido de la marca. Entrar en ellas con arrojo (su destancia entre ejes es de 1.615mm) y tumbar hasta superar los 30º no solo es sencillo, la moto te incita a ello a poco que las curvas sean un poco agresivas gracias además a que la posición de las alforjas está muy por encima del escape. ¡Qué importa que pese 327kg!

El motor responde como estuviese especialmente creado para ella con un empuje a la salida de los giros muy lineal, con una tercera y cuarta relaciones perfectamente concebidas y la admisión Heavy Breather bombeando aire con alegría en ese medio régimen. En autopista, la forma del carenado -con un parabrisas de 6" y desarrollado a través del análisis CFD (dinámica de fluidos computacional)- y las rejillas de ventilación fijas triples ayudan a limitar los golpes de cabeza del conductor.


31 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page