top of page
  • Foto del escritorJSR

¡Brutal! Así es el nuevo motor de Harley-Davidson.

De las carreras yanquis a la calle para ser el más potente y grande de la historia.

Cuando Harley-Davidson hace algo, lo hace a lo grande. Y también lo hace poniendo atención al detalle y no desperdiciando recursos: compiten en las King of the Baggers en MotoAmerica, donde desarrollan su propio motor de competición para plantarle cara a Indian.

Así que ahora actualizan su propulsor derivado de la competición para hacer el más grande y potente hasta ahora, pero para motos de calle. Es la nueva evolución que se puede montar en algunos de sus modelos con Stage IV del Screamin' Eagle 135ci que llega con unas cifras que asustan. Mientras los motores de coches y motos tienden a ser más pequeños, llega Harley-Davidson y hace todo lo contrario.

La casa de Milwuakee lleva cosechando éxitos en MotoAmerica desde que llegaron con el equipo Screamin' Eagle. No en las superbikes, sino en las King of the Baggers. Una clase muy americana en la que el alumno aventajado ha sido H-D en varias ocasiones. Poco quedan de las cruisers para surcar carreteras, que se convierten en pintonas motos de circuito dispuestas a rozar las maletas en cada curva. Entre Indian y H-D se llevan repartiendo el pastel desde hace unos pocos años.

Aprovechando el trabajo mecánico para la competición han decidido comercializarlo para que comprarlo e instalarlo en determinadas motos de la marca (no todas). Es el Screamin' Eagle 135ci Stage IV con unas cifras de escándalo para una moto custom, que no es el primero que sacan, pero sí el más potente y grande de la historia.

Es compatible con todos los modelos touring de la marca lanzados en 2021 o posteriores, excepto la Trikes de tres ruedas. Llega con 130 CV y 193 Nm de par motor con una arquitectura V-Twin de 2.212 cc heredado de las carreras, literalmente.

El nuevo motor viene con numerosas mejoras como un nuevo cuerpo de acelerador de 68 mm; colector de admisión fabricado en CBC; culatas con puertos mecanizados, válvulas y árbol de levas de mayor alzada... Y también pistones forjados, volante de inercia aligerado, bomba de aceite de mayor caudal e inyectores de alto flujo.

El resultado son 130 CV a 5.500 rpm y 193 Nm a 3.500 rpm. Los americanos dicen que el aumento de par es del 28 % y un 41 % de potencia. Resultado: ha desbancado al Milwuakee-Eight 117 como el motor de producción más grande de los americanos. Una auténtica bestia.

Al ser un Crane Engine simplemente habría que desmontar el original del chasis e instalar el Screamin' Eagle 135 fácilmente. Es plug-and-play, o lo que es lo mismo: atornillar al chasis sin necesidad de modificar ningún soporte del motor.

Luego está la cuestión del precio, que también se puede adquirir en Europa. En tierras yanquis cuesta 7.999,95 dólares, mientras que aquí H-D lo ha puesto por 10.538 euros en su web. A eso habría que sumarle un nuevo sistema de refrigeración mixta, aire y aceite y un doble radiador, además de un reajuste de la centralita para homologarlo a la normativa anticontaminación.


53 visualizaciones0 comentarios
bottom of page